Cuando los huevos morenos mataron a los huevos blancos

Si os paráis a pensar, ¿cuánto tiempo hace que no véis huevos blancos en el supermercado? Recuerdo de pequeño que cuando mi madre me mandaba a comprar huevos, me pedía que fueran blancos, porque los morenos simplemente eran más caros.

Emilio Rial, director adjunto de Coren, la primera empresa agroalimentaria de Galicia, afirmó sorprendido por la obviedad de la respuesta que «El color de la cáscara del huevo depende de la estirpe de la gallina, nunca de su alimentación. Si la gallina es blanca, el huevo es blanco. Y si es marrón, pues el huevo es moreno. Lo que comen los animales no tiene nada que ver con el aspecto exterior del huevo».

huevos-morenos-blancos

Así que ¡qué razón tenía mi madre! Y es que en realidad un huevo es un huevo, pero desde el principio, se le han atribuído a los huevos morenos mayor poder nutritivo, y esto ha hecho que los consumidores compraran más huevos morenos que blancos. Vamos, que al final y entre todos, matamos a los huevos blancos.

Dicho todo esto aún queda esperanza, porque cerca de casa, encontré una tienda que vendía huevos blancos camperos, ¡y menuda ilusión que me hizo!. Así que no lo penséis más, os propongo que juntos salvemos a las gallinas blancas y a sus huevos. Os imagináis qué pasaría si de repente mucha gente comenzara a pedir y comprar huevos blancos…

Deja un comentario