Receta de bizcocho meloso de naranja

Os traigo una receta que me han recomendado esta semana unos amigos. Se trata de un bizcocho meloso con un dulce sabor a naranja, que se suele decorar con naranja confitada. Al ser un bizcocho de aceite, es de los que se disfrutan más al día siguiente, recién sacado de la nevera, porque le da tiempo a la naranja y al melado a saborizar todo el bizcocho.

bizcochomelosonaranja

Ingredientes
4 huevos
1 vaso completo de azúcar (250grs)
Casi 1 vaso de aceite (160 grs)
1 vaso completo de harina (150 grs)
1 sobre de levadura Royal

Ingredientes para la confitura de naranja
2 vasos de agua
1 vaso de azúcar

Pasos para elaborar la confitura de naranja
Cortamos la naranja en rodajas finas de menos de medio centímetro, descartando la primera y última (el tallo y la flor).

Ponemos un cazo de agua a hervir e introducimos con cuidado las rodajas. Las hervimos 3, un minuto cada vez, y cambiando el agua a cada hervido. Este paso es para eliminar todo el amargor que contenga la corteza. Ten cuidado al cambiar el agua entre hervido y hervido, porque cada vez estarán más blanditas.

Reserva las rodajas mientras preparas el almíbar hirviendo los 2 vasos de agua y el vaso de azúcar. Cuando comience a hervir, introduce las rodajas de naranja y déjalas cocer un minuto. Aparta del fuego y reserva para que se enfríe.

 

Pasos para elaborar el bizcocho
Precalienta el horno a 175º.
Monta las claras a punto de nieve. Por otra parte, mezcla bien las yemas, el aceite, y el azúcar. Incorpora poco a poco y con movimientos envolventes (para conservar la esponjosidad) la mezcla de las yemas con las claras.

Después, junta la harina y la levadura, y ayudándote de un colador, tamiza la harina sobre la mezcla anterior y remuévela con movimientos envolventes.

Rellena los moldes y hornéalo hasta que esté bien cocido. Puedes comprobarlo pinchando el bizcocho con una varilla metálica y comprobando que sale seco. Lleva cuidado, y al menos déjalo cocer 40 minutos.

Sácalo del horno, y emborracha el bizcocho con el almíbar que teníamos reservado, decorando por último con las rodajas de naranja por encima. Por cierto, ¡la naranja también se come!

Y ya está, todo listo para disfrutar de un rico bizcocho meloso de naranja, aunque como decía, sabe mejor al día siguiente.

Deja un comentario