Un inesperado encargo: 200 bombones para el miércoles

De vez en cuando, me llevo a la oficina algo de lo que cocino. El viernes de la semana pasada llevé bombones . El caso es que gustaron tanto que surgió la idea de regalarlos a clientes.

Cuando me lo propusieron me pareció curioso y original, regalar bombones realizados por un empleado, con mucho cariño. Pero mi sorpresa se tornó miedo cuando me dijeron que había que preparar ni más ni menos que ¡200 bombones de chocolate!

Me encantan los retos y éste era uno muy difícil de conseguir por varias razones: tenía pocos moldes para fabricarlos, el tiempo de espera entre una tanda y otra era de al menos 2 horas y además, ese fin de semana, era la fiesta de los Roscos en Olula del Río…

Conclusión, muchas horas de trabajo y pocas de sueño, dieron lugar a un ejército de 240 bombones robot rellenos de crujiente galleta, que hicieron las delicias de los clientes que los recibieron.

bombonesrobot

Deja un comentario